laberinto

laberinto
Barcelona

viernes, 31 de diciembre de 2010

3-2-1 ¡vamo’allá!



 
Pocas son las entradas del blog que escribo en primera persona singular, sin hipérboles, fantasías y realidades creadas…

Pocas son las entradas del blog en las que no invento personajes como la prima de la amiga de la nieta de la abuela sin dientes o como los fantasmas que merodean y me tocan el cuerpo. 

Pocas son las entradas del blog que publico en las que hable de mí tal y cual soy.

Esta es una de ellas…

Son las 4:44pm del viernes, 31 de diciembre de 2010 y luego de una rica tarde de playa con dos amigas de escuela superior, estoy sentada frente a mi árbol de navidad [que no apago desde el día 24] en mi sofá amarillo, con el abanico prendido y a medio vestir. Mi amiga del alma, quien conoce mis secretos, me habla a través del blackberry chat y yo, copa de cava en mano comienzo a escribir la que será la última entrada del 2010 y la primera de muchas más.

Desnudarme ante ustedes; sin narrar historias a través de terceras personas, faltándole mi particular tono sínico y acompañado de pseudo consejos de vida, me causa pavor. Así también, hablar de mí –como yo, como misma- me resulta incómodo. Pero, hay males necesarios.

Todos y todas hemos tenido años memorables. Para mí, el 2010 lo fue, lo es y lo será. No pretendo aburrirlos con cursilerías y jamás osaría pensar que mis experiencias son particulares o distintas a las de ustedes. La única diferencia entre tú y yo es, que he decido contarlas…

Comencé el 2010 llorando, hacen 364 días estaba sumida en lo que -cotidianamente hablando- era un hoyo cabrón. [Sí, las palabras fuertes son mi fuerte…aunque luego te regañe…]

Las 12 campanadas del año anterior me supieron a mierda; mientras Luisito Vigoreaux bailaba en el televisor yo buscaba aire acostada sobre la cama litera de mis primitos. En aquel momento, sentía que no tenía razones para celebrar, que se me escapaba la vida planificando mi futuro y así, me ahogué en bazofia, moco y sal.

Mi familia [a quienes adoro con el alma] estaban desesperados. Sé que pensaban: ¿cómo es que esta mujer de 28 años, con una carrera profesional de frente, con [dicen algunos y algunas] belleza física, y [algunos y algunas creen] buen corazón, se arrastra sobre la cama, con sollozos y gemidos tan profundos y llenos de dolor que no ve que se le escapa el tiempo?

Así, intentaron mil y un trucos para distraerme, para llenarme de alegría, para darme aliento y que no me dejara caer para siempre. Mientras tanto, yo mirando la vida de reojo, sentía pánico y ese miedo me paralizaba. Me paralizó.

Sin embargo, durante ese tiempo tan obscuro nunca deje de funcionar en la “vida real”. De pequeña siempre quise ser actriz, sin prever que durante meses personificaría mi papel en mi propia piel, hasta el momento en que, el desdoblamiento de mi alma cesara y volviera a ser una con misma.

El tiempo pasó y el 2010 no parecía mejorar…vivía, día a día, en cotidianeidad y en piloto automático. Despertaba queriendo volver a dormir y dormía sin querer despertar, era un ciclo de destrucción.

Desperté de mi pesadilla el día que Lorenzo murió.

Lorenzo era el mejor amigo de mi primito. Nos enteramos de su muerte a horas de ocurrida, en aquel momento se hablaba de un accidente, se le dijo a mi primito que Lorenzo se había caído de la cama y que había botado mucha sangre y por eso se murió. Al día de hoy, mi adorado ángel habla de su amigo con una emoción que pocos adultos tienen, cuenta cómo jugaban en la casa, practicaban soccer y hacían travesuras. A cualquiera se le saltan las lágrimas por reírse al escuchar a mi primito contar como él y Lorenzo jugaban a rebuscar y esconderle piezas de ropa por toda la casa, a la mujer que hemos conocido a través del televisor, quizás, las mismas que los de forense –en su momento--encontraron—El mismo espacio que albergó juegos de niños se convirtió en el escenario, de uno de los crímenes más violentos reportados en esta Isla.

La muerte de Lorenzo ha repercutido en mucho más que miles de dólares en prensa, libros, investigaciones, luchas entre libertad de expresión y derecho a la intimidad, para mí, la muerte de Lorenzo fue una bofetá.

En medio de aquella depresión, ví a mi primito llorar desesperado. Yo, que buscaba sentir dolor y hurgaba esquinas para esconderme de la alegría no sabía cómo consolarlo. Repetía una y otra vez “no lo volveré a ver, no lo volveré a ver” y los ojos hinchados de aquel niño que tanto amo me hablaron, me pidieron una explicación pero hablar sobre la muerte es difícil sobre todo, porque estoy viva. Y me lo creí, lo entendí y lo viví, ¡eso es, estoy viva!

A partir de ese momento, comencé a abrir los regalos que el 2010 había escogido para mí. De tantos regalos, les menciono algunos…

dos hermanos; uno, que no murió porque Dios existe y otro, que llegó a nuestras vidas no tan sólo para complementar a mi hermana [a quien adoro con el alma], sino para integrarse a nuestra familia y ser uno más del clan.

las muchachas de la 1701, quienes me hicieron la vida imposible, me pusieron el pie con todo y tacas y antes de caerme se dieron cuenta que soy de carne y hueso, que mis credenciales académicas son sólo producto de toma de decisiones distintas a las de ellas, y que somos todas ¡mujeres puertorriqueñas del siglo 21!

el banquero “high point” a quien conocí en medio de crisis y quien, sabiendo más de lo que verbalizaba logró comunicarme mucho—en silencio, así también, me tradujo hojas de cálculos, me repasó la aritmética para completar POC y lo más importante, me escuchó. Claro – que los drinks también fueron y serán bienvenidos…

la mujer más brillante en el campo de la inmigración…quien después de viajar el mundo llegó a esta isla para enseñarnos que el mundo es uno, que somos iguales y que hay que bajar la guardia…pero siempre, con los ojos achinados abiertos…

mi prieta de cincosiete ¿será que puedes ser más bella? … nada más con el testigo…

la gertrudis, en dónde me he rencontrado conmigo misma, he llorado, pataleteado, cocinado, dormido, peleado y todos aquellos verbos necesarios para intentar describir que "he vivido"…

el jd, el grado que de chiquita veía tan lejos---recuerdo la primera vez que escuché la palabra abogado: el papá de pedro, un nene de tercer grado la misi dijo, es abogado. Cuando vi a aquel hombre, construí en mi mente que los abogados son blancos, barbudos y tienen hijos que se llaman pedro. Años después aún me miro muy de cerca en el espejo esperando el momento que me despinte, crezca la barba y nazca ¿pedro?

el coleccionista de relojes y malascrianzas…no llegaste con el año…regresaste...

Por eso, al continuar escribiendo [luego de una pausa a causa de una visita de una gran amiga y su bella perra y de intercambios de mensajes a través del teléfono] y al compás de “pecado original” me atrevo a decir que gracias a todos esos regalos y los que no incluí por aquello del espacio… el 2010, ¡ha sido mi mejor año!

Hay quien dice que el 1º de enero es sólo un cambio de fecha, yo prefiero verlo como un escalafón de vida. El año nuevo es sinónimo de mucho trabajo, esfuerzos por ser mejor persona y nuevas experiencias. Es evidencia de haber vivido como; los anillos de los árboles, las arrugas en la cara, las vueltas al sol, las canas en el pelo o como –en mi caso—la caída de cabello y calvitas bien llevadas :)

A ustedes, mis lectores, les agradezco en el alma que me lean, me critiquen, me aplaudan, me comenten…les agradezco cada pensamiento que tienen sobre mí. Así también les digo, que lo importante es vivir día a día, siempre mirando hacia el frente. Más aún, les comento que es esencial velar cada paso pero – no - para evitar pisar en falso sino, para siempre pisar con fuerza.

El 2010 lo viví un día a la vez. El 2011 lo viviré igual, recordando que es mejor caerse bien reventa’o por ser presenta’o, que no darse ni un rasponcito por no haberlo intentado…

¡Mucha Magia a todos y todas! ¡Feliz 2011!

4 comentarios:

Tati dijo...

Tienes razon el 2010 fue un a~no muy dificil pero tambien lleno de mucho crecimiento. Acepto que soy una de las del 1701 que te puso el pie con todo y taca pero gracias a eso sabes todo lo que sabes porque lo sudastes y creciste en muchas cosas. De ti he aprendido mucho y una de las cosas es vivir el dia a dia todavia trabajo en eso. Eres especial y unica (gracias a Dios por eso) jajaja. Exito en este a~o que es tu a~no.

shei la dijo...

siempre disfruto leerte ... desde antes que se hablara del imeils e internet. te amo <3

Eileen dijo...

Siempre disfruto tus "papelones", eres unica!!! Te deseo todo lo mejor este a*o y los venideros... A seguir subiendo escalones!!!

Saudy dijo...

Qué entrada tan electrificaste, que alegría saber que te hizo “click” tu sobrino, muchas veces nos consumimos en el dolor… lo bueno es que cuando se regresa se vuelve con más fuerza y en este caso contaste lo magnifico de las bendiciones en tu vida. Un placer leerlo era como si todo mi ser aplaudiera por decirle si a la vida y adiós a los mocos…
Wow que amor bonito el de tu sobrino por Lorenzo, maravilloso eso si es mágico! Lo bello es que siempre vivirá intacto en él, aunque para nosotros este contaminado…
Saludos ~_~.